Manifestación contra las armas en EEUU

Impresionante silencia el de Washington cuando Emma González leyó los nombres de las 17 víctimas de la matanza de Parkland. Cientos de miles de personas por una misma causa, acompañados de música y discursos. “Nunca más”, el lema de ésta manifestación en contra de las armas. Todos juntos compareciendo por las muertes de los jóvenes estudiantes y empezando a cambiar la historia de Estados Unidos. Los jóvenes de Parkland confirmaron hoy que están cambiando el rumbo de la nación.

enter image description here

Florida, uno de los estados donde más a favor estaban de las armas de fuego, acaba de cambiar el rumbo de la historia, la tradición y su cultura, endureciendo la revisión del historial de los compradores y elevando la edad mínima para poder adquirir una semiautomática, de los 18 años a los 21 años. También los profesores podrán tener armas para poder defenderse, aunque ésta no es una demanda del movimiento, ya que rechazan la presencia de cualquier arma en un centro educativo.

Los jóvenes se han lanzado para exigir a las puertas del Capitolio, la sede del Congreso, la casa de sus representantes, que se reforme la ley. Nadie lo ha conseguido hasta ahora. Todos los niños y no tan niños que han sufrido ataques de este tipo se han sumado para cambiar la ley.

Chicago, la capital de la violencia, protagonizó la particular marcha por la vida impulsada por los esforzados de Parkland. Fue la voz de la cantante y actriz Jennifer Hudson la que acompañó a multitud de estudiantes en sus reivindicaciones para solucionar esta situación.

Muchas manifestaciones por todo el país y el mundo entero

El logro del grupo de alumnos de Florida no se detuvo ahí. Hubo muchísimas concentraciones en ciudades de Estados Unidos, incluida la que se formó en el exterior del instituto, y hasta ochocientas concentraciones en otros muchos países, respondiendo con compromiso a la llamada de sus nuevos líderes. Y, aunque no todas las naciones quieran ponerle freno a las armas de fuero, pero todo el mundo miraba a la capital estadounidense.

Los republicanos y Donald Trump, junto con la Asociación Nacional del Rifle se resienten a reformas más profundas. Solo tienen previsto imponer un mayor control para los compradores de las armas de fuego y la prohibición de los “bumb stocks”. El presidente de los Estados Unidos, ante la última sacudida en la opinión pública norteamericana, se adelantó a sacar e los mercados los dispositivos que convierten los rifles semiautomáticos en automáticos.